Entradas

Mostrando entradas de 2015

"La ciudad", de Diego Jesús Jiménez, medio siglo después

Imagen
Más de una vez he calificadoLa ciudad de libro insólito. Insólito es sinónimo de inesperado, sorprendente, raro, casi provocador. En otras palabras: algo insólito es algo que no es previsible. Algo que surge contra el tiempo, contra las corrientes dominantes, lo cual supone un desafío, un acto de insumisión, de rebeldía, la voluntad de abrir un nuevo espacio. 
La ciudad es, por ello, un libro inesperado en 1964, año en que obtiene el premio Adonais. Para entender hasta qué punto fue inesperado, sería bueno hacer una pequeña incursión en aquella época, en los años en que Diego Jesús Jiménez lo escribió. Lo hizo en el tiempo que, en lo personal, se corresponde con la edad que va de los 19 a los 22 años. Una edad crucial: en toda actividad humana, esa etapa de la vida se caracteriza por el descubrimiento de las propias potencialidades en los campos más diversos. En el ámbito de la poesía, es, para todo escritor, el tiempo del tanteo, de la búsqueda, del reconocimiento de influencias y de …

Espacios, objetos, vida en José Ángel Cilleruelo

Imagen
Los dos libros más recientes deJosé Ángel Cilleruelo(Barcelona, 1960) vienen a conformar un universo compartido. Una "poética de los bordes" de lenguaje intenso y preciso. 

Conocí, hace ya muchos años (fue, quizá, a finales de los noventa) a José Ángel Cilleruelo. Fue en Barcelona, con motivo de una invitación a leer poemas en la biblioteca pública Mercé Rodoreda. De su obra habia leído El don impuro (1989) y buena parte de Maleza(1995), título que en 2010 acogería su poesía reunida. Creo que no había publicado aún Salobre (1999). Siempre me pareció un poeta rotundo, con las ideas muy claras y con una opción estética en la que la mirada realista se veía siempre agrandada (cabría decir ahondada) por un tamiz misterioso, como si en cada poema hubiera decidido abrir una pequeña rendija a una incertidumbre mágica, indefinible. Su poesía, no ajena a los males del mundo pero abordados desde el tamiz de lo personal e íntimo, ha crecido en esa constelación (discúlpeseme el término o…

Sobre "Siete caminos para Beatriz", de Ernesto Pérez Zúñiga

Imagen
Reelaborar, a la luz del presente, el universo de Dante en laDivina Comediay hacer de sus rescoldos un libro-poema de amor cruzado por los referentes de la contemporaneidad. Beatriz/Dante o viceversa proyectados en el siglo XXI. Esa es la pretensión de Ernesto Pérez Zúñiga (Madrid, 1971) en Siete caminos para Beatriz, su sexto poemario. El resultado es un canto hecho de acercamientos al misterio del amor, a sus contradicciones, a los miedos sustentados en la dialéctica posesión-pérdida, a los gozos y decepciones que en él subyacen.  En ese canto, estructurado en cinco secciones o capítulos, el poeta pone a prueba un abanico de propuestas formales que va de los rigores clásicos del soneto, la décima o el romance al verso libre, al poema en prosa o al destello asimilable al haiku. Todo ello para desplegar una reflexión aggiornada sobre la eterna dualidad entre el amor y la muerte, hilo conductor de los tres estadios de la obra de Dante. El viaje y la memoria, la infancia y la adolescenc…

Sobre "El llanto del mundo", de Pilar Herranz Adeva

Imagen
Hay primeros libros que son de tanteo, de búsqueda. Otros muestran con claridad el camino elegido por el poeta aunque puedan advertirse rastros del proceso de iniciación. El llanto del mundo, de la poeta soriana Pilar Herranz Adeva, forma parte de esta última estirpe. Es un libro de poesía transparente, de ritmo reposado y con un trasfondo emocional que desborda el propio ejercicio literario para acercarnos situaciones vividas que dan a los poemas cierta dosis de narratividad y una carga de desacuerdo con el mundo heredado más que significativa. 


El libro lleva un atinado prólogo del poeta Fermín Herrero y se despliega a lo largo de cuatro apartados en los que, desde distintas perspectivas aborda el gran tema de la poesía de todos los tiempos: la condición humana en sus diversas variables. La apelación a la memoria infantil del primer apartado, "El cielo nos circunda", sitúa el tono del libro. Un estilo directo y emotivo de raíz machadiana sustenta una opción poética realista…

"En el solar del nómada", de Juan José Vélez Otero

Imagen
En toda existencia, la plena madurez es la etapa en la que se proyecta una mirada reflexiva a lo vivido y se asume con una conciencia doble: la de la imposibilidad de cumplir de manera total los sueños de juventud; la de cierto escepticismo hacia el tiempo que queda por delante. No hay entusiasmos, la utopía es menos utopía que antaño, y la sensación de derrota (“Un hombre derrotado es el dilema / de un dios también constante en la derrota”) parece imponerse.
Esa conciencia compleja recorre los poemas de En el solar del nómada,el último libro del poeta y traductor Juan José Vélez Otero (Sanlúcar de Barrameda, 1957), autor de siete poemarios y traductor de Donald Hall (el más reciente, La cama pintada) o Yusef Kumanyakaa, entre otros. Un libro que se divida en dos extensos capítulos, “El solar”, un acercamiento a los escenarios donde fue la vida, a los objetos que le dieron sentido, convertidos en fragmentos de tiempo, en residuos de la memoria, en rastros de viejas lecturas, en redesc…

Sobre "Madrid, línea circular", de Martín Rodríguez Gaona

Imagen
Martín Rodríguez-Gaona (Lima, 1969) es un poeta, ensayista y traductor peruano que ha participado muy activamente en el debate estético vivido por la poesía española en los años previos y posteriores al cambio de siglo. A ese respecto publicó hace un lustro el ensayo titulado Mejorando lo presente. Poesía española última. Posmodernidad, humanismo y redes (Caballo de Troya, 2010), obra en la que proyectó una mirada fuera de lo convencional, hasta cierto punto heterodoxa, sobre nuestra realidad poética.En 2010 obtuvo la beca internacional de creación poética «Antonio Machado» de Soria. De esa experiencia (y de su estancia en la ciudad machadiana) nació el poemarioCodex de los poderes y los encantos (2011).

Madrid, línea circular, con el que obtuvo el premio "Cáceres Ciudad Patrimonio de la Humanidad" en 2011, es su libro más reciente. De él ha habido una nueva edición en 2013.  Es un libro atípico, crítico, atento a la realidad, uno de los primeros poemarios que se ha enfrenta…

Una lectura del poema “Orillas del Duero”, de Antonio Machado

Imagen
Por encargo de la revista Nayagua y para la sección "Mirar un poema", escribí el pasado verano este artículo sobre el poema de Campos de Castilla "Orillas del Duero". Lo reproduzco en La estantería.
La Soria machadiana es mucho más que un paisaje o que una geografía. Es, para el autor del poema sobre el que se centra esta reflexión, la matriz de la existencia convertida en literatura y en cordialidad. Un escenario que acompañará a Machado de por vida pese a vivir en la ciudad no más de cinco años. Soria y sus campos irán con él a Baeza, y a Madrid, y a París, y a Segovia. La recordará desde el tren (“Otro viaje de ayer / por la tierra castellana —¡pinos del amanecer / entre Almazán y Quintana!—“), se  colará en los versos de Campos de Castilla escritos en Baeza (el libro lo terminó en 1917 y dejó Soria en 1912), y estará presente en poemas escritos muchos años después. incluso en plena Guerra Civil. Respiraremos, también, el aire soriano en los versos que dedica a

La esencia de una educación sentimental: "Divina", de Inma Luna

Imagen
Inma Luna (Madrid, 1966) es una poeta experimentada que a lo largo de su trayectoria (cinco poemarios en menos de una década), iniciada en 2006 con Nada para cenar,  ha combinado  una intimidad conflictiva con la atención a una realidad social dura, difícil. En Divina, su sexto libro poético, recorre, con palabra afilada en la que se revela una sensibilidad a flor de piel, su educación sentimental. Una peripecia que, aunque se base en la experiencia del propio sujeto poético, tiene en gran medida un carácter generacional: en ella es reconocible la trayectoria de la mujer en una sociedad marcada por la moral católica y su prolongación “civil”. Mujeres nacidas en los años sesenta formadas, cultural y sentimentalmente, en entornos lastrados por la herencia del franquismo: en la familia, en la escuela, en las relaciones fuera de la casa.
La infancia, el choque entre la ternura inocente de la niña y la brutalidad que no entiende de emociones, de miedos; la perplejidad y el desconcierto ante…