El amor y la incertidumbre. Crítica al último libro de Nuria Barrios

Nostalgia de Odiseo Nuria Barrios
171 págs.     
Vandalia. Sevilla, 2012

Nuria Barrios obtuvo, en 2004, el premio Ateneo de Sevilla con un libro intenso y fresco, también extraño, titulado El hilo de agua, en el que, a partir de una propuesta poética depurada, se planteaba una búsqueda, en el presente, de paraísos imaginarios en una suerte de añoranza del paraíso perdido. Nostalgia de Odiseo, su nuevo libro, mantiene el tono de aquel poemario aunque su búsqueda discurre por otros caminos. Sobre el mito de Penélope construye una historia de amor que no se cierra en la pura referencia homérica, sino que abre pasadizos al presente, a la reflexión sobre el sentido de la vida y, sobre todo, del amor y la separación. El que la figura de Penélope quedara difuminada en la obra cumbre de Homero abre un mar de posibilidades de invención/recreación de sus pensamientos, de sus sueños, deseos y frustraciones que Nuria Barrios ha aprovechado.

Es ahí, en la espera del retorno, donde el libro encuentra su hilo conductor. Nuria Barrios, a lo largo de sus nueve apartados y apostando por el poema breve (con tres excepciones: “Nekya”, “El hilo de la cometa” y “Ecuación”), imagina y da voz a Penélope en su permanente tejer y destejer. Es el hilo la sutil zona de intersección entre sus deseos y la nostalgia del amante entregado, lejos, a heroicas aventuras: “En su destino / Odiseo y ella están unidos / al telar, el hilo, el huso, la rueca”.  El lector se interna en un universo envolvente que le atrae y, a la vez, le disturba: el amor y la muerte (eros y thánatos), la memoria de lo vivido en común y de lo imaginado, el miedo y la felicidad, la tentación del engaño (“Los pretendientes”) y el peso de la fidelidad. Todo ello, con una intensidad sostenida,  está en Nostalgia de Odiseo: en su conjunto, es una metáfora del amor y sus incertidumbres por encima del tiempo. Tan vivas en Penélope como en el la mujer del siglo XXI.     

Publicado en Babelia. El País. Sábado, 10 de marzo de 2012. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una lectura del poema “Orillas del Duero”, de Antonio Machado

La vida en crudo | Sobre "Trabajo sucio", de Eva Vaz

La poesía española entre 1970 y 2000